China quiere controlar el clima durante los Juegos Olímpicos



Las estadísticas indican que las probabilidades de lluvia durante los Juegos Olímpicos de Beijing en el 2008 son del 50 por ciento. Pero los chinos ya están haciendo planes para asegurar un tiempo soleado durante el evento deportivo.
Los meteorólogos chinos aseguran que pueden forzar la precipitación de lluvias en los días previos a los Juegos Olímpicos, y de esta manera conseguir que los cielos queden limpios y despejados durante las dos semanas que durarán las competencias. Para ello recurrirán a una técnica conocida como siembra de lluvias, que vienen utilizando desde hace años con resultados dispares.
Sobre la siembra de lluvias hablaremos en detalle más adelante. Por el momento, basta decir que se trata de una técnica controvertida y de efectividad incierta. Sin embargo, el gobierno chino la aplica con frecuencia en la zona norte de ese país, en donde la necesidad de agua para los cultivos es imperiosa y por lo tanto, no se escatiman esfuerzos ni se descartan ideas con el fin de aumentar la cantidad de lluvias en la región.



Con cañones como el que muestra la foto, que disparan municiones de yoduro de plata hacia las nubes, se intentará acelerar los procesos que desencadenan las precipitaciones. También se utilizarán aviones con pequeños lanzadores de cohetes que apuntarán directamente a las nubes para forzarlas a hacer llover.
A modo de experimento y para reducir en parte los altos niveles de polución ambiental urbana, en mayo de 2006 los técnicos de la Oficina de Modificación del Clima de Beijing (¡sí, así se llama el organismo oficial!) lanzaron siete cohetes provistos de 163 cartuchos de yoduro de plata sobre los cielos de la ciudad. Según los especialistas, la reacción química resultante provocó una precipitación de 10 milímetros de lluvia.
La iniciativa forma parte de una serie de medidas para reducir -al menos durante un breve período- los elevados niveles de contaminación atmosférica de una de las ciudades más afectadas en el mundo por este fenómeno. Mientras se celebren los Juegos Olímpicos, durante dos semanas a partir del 8 de agosto del 2008, también se reducirá el tráfico automotor de la ciudad y se mantendrán cerradas numerosas industrias ubicadas en la periferia de Beijing.
Reacciones:

Popular Posts

FeedBurner

Text Widget