Tantra:

Todo lo que hay que saber

"El tantra está envuelto por un sinnúmero de mitos. Muchas son las alusiones al tantrismo, pero pocas son las explicaciones. Puedo decir que es una disciplina oriental que busca alcanzar un estado de plenitud. Lo curioso es que el instrumento utilizado es el sexo", explica el Lic. Humberto Gofetal, Director del Centro de Estudios Tantricos Latinos. "Para el hombre occidental, quien durante miles de años ha vivido el sexo como algo prohibido o sucio, el Tantra se ve reducido a una filosofía que posibilita y permite el encuentro sexual. Ese es un error común. El Tantra no es simplemente sexo. En verdad el Tantra es MUCHO sexo. Es más, podría decir que es la practica reiterada, desaforada, ilimitada del acto de ponerla, todo esto de un modo disfrazado, lo cual permite darle a la matraca a lo loco y, en algunos casos, vivir de ello y a su vez ser respetado. Es el mejor invento desde la rueda".
Es cierto que el Tantra es una búsqueda de la liberación y una modificación en nuestros modos corrientes de vida. Al respecto, Norberto R., nos relata su vivencia: "Siempre se dice que con la vejez se accede a la sabiduría. Lo que no se dice tanto es que también se accede a la impotencia", se lamenta. "Al cumplir 67 años, llegué a una triste conclusión: mi vida sexual estaba acabada. Pensé que la salida a mi impotencia era abstinencia o hacerme cura. Estaba desolado hasta que me encontré con el tantra y comprendí que se puede vivir el sexo de varias maneras. Hoy día, si bien mi miembro se mantiene con la rigidez de un algodón mojado, vivo una sexualidad a pleno junto a mi pareja: un ex convicto zulú".
La licencia Claudia Rosso, especialista en el tema, nos dice: "Hay quienes ven en esta disciplina un engaño publicitario y cierto abuso. Es verdad que en occidente se han rescatado solo los aspectos "atractivos" del tantra, pero hay que recordar que su origen y sus maestros se encuentran en la India. No olvidemos que en materia de sexo los hindúes no son ningunos pelotudos: desde hace siglos que vienen garchando. Además, parafraseando a Wilheim Reich, un polvito no se le niega a nadie".
Recientes estadísticas realizadas por la Agencia Nacional de Baremos, nos permiten una visión global de la opinión de hombre común. Los resultados señalan que un 8% de la población encuestada desconoce el tantra, 21% sabe que se relaciona con el sexo, pero no tiene más precisiones, el 19 % dice que sabe, pero se niega a entrar en detalles porque hay menores cerca, el 11% dice que lo probó y le dolió, el 64% dice desconocerlo pero que deberían prohibirlo, un 132% alega que no sabe pero que "lo que no mata, nos hace mas fuertes", mientras que 18% afirmó que el Apolo XI no llegó a la Luna y que Elvis Presley mató a Kennedy.
A través de nuestra investigación pensamos que no hay respuestas ultimas y que cada uno debe hacer su propia experiencia. En materia de sexo hay mucho escrito, pero poco se sabe. Quizá debamos recordar una frase que dijera Elton Jhon, con motivo de la muerte de Lady Di: "Dicen que la vida es breve, pero yo probé tantra pija que ya no me importa".

Reacciones:

Popular Posts

FeedBurner

Text Widget