SensorFreshQ



Para cualquiera que duda razonablemente sobre el estado de la carne en la nevera. Si sospecha que el filete está pasado ahora tiene un modo infalible de comprobarlo. La nariz electrónica SensorFreshQ es un dispositivo de 99 euros que nos ahorra acercar nuestros orificios nasales y la posterior toma de decisiones sobre la composición del menú.
Se enciende, se pone a unos centímetros de la carne -vale para cualquier tipo- y la luz indicadora nos dice si está en buen estado (verde), si hay que comérsela deprisa (amarillo) o si esa noche nos va a tocar cenar pasta (rojo).
SensorFreshQ funciona midiendo los niveles de gases que generan las bacterias responsables de la descomposición de la carne y tarda menos de un minuto en emitir el veredicto. Pensaba que todo ya estaba inventado, pero me doy cuenta que no, hay muchos “cerebritos” que se las ingenian para sacar siempres cosas nuevas, curiosas y ¿útiles?.
Reacciones:

Popular Posts

FeedBurner

Text Widget