¿Es posible morirse de risa?

Son muchas veces las que empleamos la expresión “morirse de risa“, cuando nos paramos de reír, pero he leído que en 1975 Alex Mitchell de Inglaterra, tras pasar veinticinco minutos riéndose a carcajadas con un episodio de The Goodies se murió en el sofá de su casa, según contó si viuda.
Al parecer el exceso de risa le había causado un ataque al corazón.
Al menos murio de una manera divertida, su viuda le envió después una carta a los Goodies agradeciéndoles por haber hecho que los últimos momentos de vida de Mitchell hubieran sido tan agradables (típico de los británicos).
Este es uno de los pocos casos documentados de gente que ha muerto de risa.
Reacciones:

Popular Posts

FeedBurner

Text Widget